Lo que la nómina no dice …


La Inflación: El Impuesto Invisible que Impacta en tus Finanzas

La inflación es un fenómeno económico que a menudo pasa desapercibido en la vida cotidiana, pero su impacto es profundo y duradero. En este artículo, exploraremos la inflación como un «impuesto invisible», discutiremos la importancia de los convenios colectivos que recojan subidas variables en lugar de fijas, y destacaremos por qué es esencial que los ciudadanos revisen su nómina en relación con el índice de precios al consumo.

1. La Inflación como un Impuesto Invisible

La inflación puede considerarse como un impuesto silencioso que afecta a todos los aspectos de nuestra vida financiera. A medida que los precios de bienes y servicios aumentan con el tiempo, el poder adquisitivo de nuestro dinero disminuye. Esto significa que, aunque tu salario puede seguir siendo el mismo nominalmente, puedes comprar menos con ese dinero con el tiempo.

Imagina que hace unos años podías comprar una canasta básica de alimentos por una cantidad determinada. Con la inflación, esa misma canasta de alimentos ahora te costará más.

2. Convenios Colectivos y Subidas Variables

Es crucial que los convenios colectivos sean flexibles en cuanto a las subidas salariales. Esto se debe a que la tasa de inflación no es constante y puede variar significativamente de un año a otro. Si los acuerdos salariales se basan en aumentos fijos, es posible que los trabajadores se encuentren perdiendo poder adquisitivo en tiempos de alta inflación y viceversa.

La inclusión de subidas salariales variables que estén vinculadas al índice de precios al consumo (IPC) puede garantizar que los trabajadores estén protegidos contra la erosión de su salario debido a la inflación. Esta flexibilidad refleja la realidad económica y asegura que los trabajadores mantengan un nivel de vida adecuado.

Esta misma situación se puede extrapolar a los contratos provinciales de transporte sanitario, donde fijar unos importes fijos es un ruleta rusa, sobre todo para las empresas que se presentan a dichos concursos. Actualmente el coste de personal está controlado, ya que muchos convenios colectivos están supeditados a nuevos contratos, pero hay partidas que afectan gravemente a la cuenta de resultados y no lo están, como el coste del combustible, por ejemplo.

3. Revisar tu Nómina y el IPC

Para comprender el impacto de la inflación en tus finanzas personales, es fundamental que revises tu nómina de forma regular y la compares con el índice de precios al consumo. El IPC es una medida que refleja el aumento generalizado de precios en la economía, y al compararlo con tu salario, puedes determinar si tu poder adquisitivo está aumentando o disminuyendo.

Si tu salario no se ajusta al ritmo de la inflación o si ves que tu capacidad de compra disminuye con el tiempo, es hora de tomar medidas. Puedes negociar con tu empleador (papel fundamental para los Comités de Empresa y Sindicatos), considerar inversiones que superen la tasa de inflación o buscar fuentes adicionales de ingresos para mantener tu estabilidad financiera.

En resumen, la inflación es un fenómeno económico que puede tener un impacto significativo en nuestras vidas. Para proteger tus finanzas, es esencial que los convenios colectivos sean flexibles y que revises regularmente tu nómina en relación con el IPC. Solo así podrás asegurarte de que tu poder adquisitivo se mantenga intacto en un mundo donde los precios siguen aumentando.


Deja un comentario